Consejos De Una Madre Azteca A Su Hija

July 5th, 2013

HISTORIA DE LA

CONQUISTA DE MEXICO

Y LA

HISTORIA DE LA

CONQUISTA DE PERU

***********************************************

POR

WILLIAM H. PRESCOTT

Mi querida hija, muy querida paloma grácil, usted ya ha escuchado y atendido a las palabras que su padre le ha dicho. Son preciosas palabras, y como rara vez se hablan o escuchan, y que han procedido de las entrañas y el corazón, en el que se guardaba, y su amado padre y sabe que eres su hija, nacido de él, son su sangre y su carne, es de Dios nuestro señor sabe que es así. A pesar de que es una mujer, y es la imagen de su padre, ¿qué más puedo decir a usted que ya se ha dicho. ¿Qué más se puede oír que lo que ha oído de su señor y padre. ¿Quién le ha dicho totalmente lo que se está haciendo para que usted pueda hacer y evitar, ni hay nada que queda, lo que le preocupa, que no se ha tocado. Sin embargo, para que pueda hacer para que todo mi trabajo, voy a deciros algunas palabras. La primera cosa que sinceramente me cobran a usted es que usted observa y no se olvide lo que tiene tu padre ya lo dije, ya que todo es muy precioso, y las personas de condición rara vez es publicar estas cosas, porque son las palabras que pertenecen a los ricos como las joyas nobles y sabios, valioso. Vemos, entonces, que las toma y las pondrá en su corazón, y los escribe en sus intestinos.

Si Dios te da la vida, la pizca estas mismas palabras va a enseñar a sus hijos e hijas, si Dios os dará ellos. La segunda cosa que quiero decirte es que te amo tanto, que usted es mi querida hija.  Recuerda que nueve meses que os tomé en mi vientre, que nació y se crió en mis brazos.

Yo te puse en tu cuna, y en mi regazo, y con mi leche que mamaste. Esto te lo digo, para que sepáis que yo y tu padre son la fuente de su ser, sino que somos nosotros los que ahora consignados que señalen. Mira, no lo recibe nuestras palabras, y atesora en su seno. Tenga cuidado de que sus prendas son como son digna y decorosa, y observa que no adornas ápice mucho mejores galas, ya que es una marca de la vanidad y de la locura. Tan poco devenir es que, gorro tu vestido debe ser muy malo, sucio, o desigual; desde trapos son una marca de la baja, y de los que están en desacato. Deje que sus ropas sean cada vez y ordenada, para que no aparezca fantástica ni malo. Cuando usted habla, no apresures las palabras de inquietud, pero hablar deliberadamente y con calma. No levantes la voz muy alta, ni hablar muy bajo, pero en un tono moderado. Ni carne picada, cuando habla, ni cuando te saludo, ni hablar por la nariz, pero deja que tus palabras sean adecuada, de un buen sonido, y su voz suave. No sería bueno en la elección de sus palabras. Al caminar, mi hija, ven que te comportas.

BottonJoyeriaAztecaESP

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

HTML tags are not allowed.

Posted by admin and filed under | No Comments »